En la cuenta pública del año 2015 la Presidenta Michelle Bachelet realizó seis promesas en el área de educación, ámbito que tiene un 73% de cumplimiento en relación con la promulgación de estos proyectos de ley.

Estando a tres días del discurso del próximo sábado 21 de mayo, diferentes actores de la educación comentaron los elementos, que a su juicio, no pueden faltar en la reforma a la educación superior.

Desde los estudiantes, quienes este 2016 se han mostrado críticos con los cambios efectuados y han llevado a cabo varias movilizaciones, la vocera de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), Marta Matamala, comentó a Publimetro que uno de los temas que más les preocupa es la fecha de ingreso de la reforma de educación superior.

“Queremos que se den plazos reales del ingreso del proyecto de educación superior y de los elementos que pueden ser constituidos dentro de ella, porque a pesar que ya se dijo que sería en junio, no creemos en el cuento de Pedrito y el lobo”, comentó Matamala.

La vocera de la Confech, agregó que además es importante que la mandataria haga mención a las formas en que se abordará la gratuidad y la existencia de un marco regulatorio y democratización de las instituciones.

Estos temas fueron planteados durante la jornada de reflexión que se llevó a cabo este martes tanto por los universitarios como secundarios, estos últimos quienes adscriben a las demandas mencionadas y añaden la desmunicipalización.

“Le exigimos a la Presidenta Bachelet que resuelva lo relacionado con la nueva educación pública, gratuidad universal y desmunicipalización, porque no puede se que se tome las demandas sociales como un juego, porque si sigue así nosotros vamos a radicalizar el movimiento estudiantil”, señaló el vocero de la Aces, Diego Arraño.

Por parte de los docentes, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, se mostró receptivo con las propuestas que los estudiantes plantean y fue enfático en el sistema de financiamiento de los próximos Servicios Locales de Educación (SLE).

“Es necesario que cambie la forma de financiamiento de la desmunicipalización, no puede ser que el financiamiento sea vía voucher, sino que debe ser basal y diferenciado por el contexto social y por proyectos educativos y por ningún caso por competitividad, entendiendo siempre que sabemos que hay que desmunicipalizar”, ratificó Jaime Gajardo.

Sin duda el proyecto que más se espera sea nombrado por la Presidenta Bachelet es el de educación superior, plan que desde los especializados en el área sostienen que el aseguramiento de la calidad es clave.

“Es importante saber cuáles van a saber los elementos claves del proyecto de educación superior, como el aseguramiento de la calidad para que la discusión no se acote sólo a gratuidad”, comentó el director de política educativa de Educación 2020, Manuel Sepúlveda.

Desde la fundación Educación 2020 agregaron cuatro puntos esenciales que deben estar en la cuenta pública:

1-Se necesita una política que le cambie la cara a la educación técnica más allá de la creación de los CFT estatales
2-Nueva Educación Pública: se esperan cosas concretas en la conformación de los servicios locales de educación y los tipos de financiamiento
3-Nuevo financiamiento escolar: dejar la subvención para pasar a un financiamiento basal, más el gasto a nivel de establecimientos.
4-Educación parvularia: además de los compromisos a adquiridos debe haber un avance en los jardines a nivel nacional.