Gendarmería de Chile confirma que este viernes el interno Álvaro Corbalán Castilla, fue trasladado de regreso hacia la Unidad Especial de Alta Seguridad de Santiago, luego de concluir con una serie de exámenes médicos en el Hospital Militar.

El interno, condenado por graves violaciones a los derechos humanos, se mantuvo en el recinto asistencial castrense desde el pasado lunes 1 de febrero, por instrucción del ministro Mario Carroza, quien ordenó las diligencias para constatar su estado de salud.

Tras cumplirse la orden judicial, funcionarios penitenciarios custodiaron al ex agente de la CNI, hasta la unidad penal, donde permanecerá recluido en el Módulo de Máxima Seguridad.

Luego de confirmarse el arribo del ex militar al hospital castrense, el Gobierno le solicitó a Gendarmería de Chile iniciar los protocolos para que se confirmara su real condición clínica, luego de presentar complicaciones en su estado de salud.

El arribo de Corbalán al Hospital Militar se da tras un procedimiento penitenciario que determinó su traslado desde el penal Punta Peuco a la Cárcel de Alta Seguridad, luego que durante un operativo de rutina se encontraran teléfonos celulares.

PUB/VJ