Luego de dejar el cargo, el ex director nacional del Servicio de Registro Civil e Identificación, Luis Acevedo Quintanilla, agradeció a los funcionarios de la institución por apoyar el proyecto de modernización del organismo. El nuevo ministro de Justicia, Jaime Campos, no lo renovó en el puesto. 

“Quiero reconocer el trabajo que desde Arica a Punta Arenas, desde el mar a la cordillera, en más de 400 oficinas, realizan día a día quienes conforman la comunidad laboral del Registro Civil, quienes han hecho posible, con su vocación de servicio público, el desafío de robustecer la labor del servicio, acercar y facilitar nuestros trámites a la gente, mediante innovaciones tecnológicas que han tenido un alto impacto”, expresó Acevedo. 

Recordó que durante su gestión se implementaron varias iniciativas de modernización, destacando los “civilesmóviles”, modernos vehículos que permiten entregar cédulas, pasaportes, certificados y clave única a vecinos y vecinas de sectores alejados o rurales, para quienes el traslado a las oficinas es complejo. 

También resaltó la puesta en marcha del “civildigital”, un proyecto piloto de autoatención electrónica que en sitios tan diversos como un municipio, un centro comercial, un aeropuerto, entre otros, dispensa todos los certificados digitalizados, gratuitos y con costo que entrega el Registro Civil su página web. 

También destacó la implementación del pago electrónico a través de tarjetas de débito, crédito y cuenta vista a nivel nacional que se inició el segundo semestre de este año. 

Añadió que próximamente estarán listas otras innovaciones que permitirán dar solución rápida a los requerimientos de las personas, como son la ejecución de una App para celulares, que servirá para solicitar certificados. 

Agregó que el servicio ofrecerá en línea el trámite de la posesión efectiva y la primera inscripción de vehículos motorizados, todos contemplados para este último trimestre de 2016. 

También resaltó que en su administración, Acevedo obtuvo la vicepresidencia del Consejo Latinoamericano y del Caribe de Registro Civil, Identidad y Estadísticas Vitales (Clarciev), y que trabajó en materia de Derechos Humanos, junto con el Departamento de Extranjería, en una campaña para que inmigrantes que están en calidad de extranjeros transeúntes cambien su estado de nacionalidad a chilena. 

“Hoy, todos y todas quienes forman el corazón del Registro Civil e Identificación, sus funcionarias y funcionarios de todo Chile, deben seguir en esa senda de modernización de este gran servicio público, para que tras 132 años de historia, crezca, se robustezca y se adapte para cumplir con calidad, cercanía y transparencia la misión con la cual fue creado: hacer posible a las personas demostrar su identidad, acreditar hechos y actos significativos en sus vidas, proporcionando un servicio confiable, oportuno y cercano a la gente”, concluyó en su despedida el ahora ex director del Registro Civil. 

PUB/CM