Esta mañana, Marcela Andrea Parraguez presentó una querella criminal en Juzgado de Garantía de San Bernardo contra Juan Carlos Altamirano y Constanza Andrea Opazo, principales implicados en el homicidio de su hijo, Marcelo Lepe, fallecido el pasado 17 de febrero.

La querella fue elaborada por la abogada Macarena Car, del Frente de la Diversidad Sexual (FDS), única organización que ha prestado asesoría y apoyo constante a la familia desde que ocurrieron los hechos.

El recurso solicita la aplicación del numeral 21 del artículo 12 del Código Penal, que incorporó la Ley 20.609, que establece medidas contra la discriminación, esto es, que el homicidio fue motivado por el odio hacia la orientación sexual del joven.

“Desde el Frente de la Diversidad Sexual, con Iván Zamudio como principal interlocutor, hemos estado acompañando todo este proceso. Queremos que las instituciones continúen investigando, que se esclarezcan los hechos y que se haga justicia, por Marcelo y por todas las muertes por orientación sexual e identidad de género que han quedado en el olvido”, manifestó Michel Riquelme, vocero del FDS.

Cabe recordar que el asesinato de Marcelo Lepe tuvo lugar cerca de 2:00 de la madrugada en la Población Angelmó de San Bernardo, luego que la madre de la víctima discutiera con dos vecinas porque habían hostigado a su hijo con palabras del tipo “maricón y hueco”. Cuando Marcelo salió en defensa de su madre, otros dos hombres intervinieron en el conflicto.

Los sujetos “lo golpearon, lo tiraron al suelo, le tiraban piedras”, tras lo cual madre e hijo se fueron caminando del lugar, mientras se escuchaban gritos de las agresoras que instaban a los hombres a matar “al fleto”, señalaron testigos.

Segundos después una bala apenas rozó a Marcelo, pero un nuevo disparo por la espalda y a quemarropa llegó a su tórax, provocándole un desangrado que terminó con su vida dos horas más tarde en el Hospital El Pino de San Bernardo, donde dos intentos de reanimación fueron en vano

PUB/NL