Conmoción ha causado el caso de una niña de 11 años que quedó embarazada producto de una violación. El imputado, de 31 años, es la pareja de la madre de la menor desde hace 4 años. Claro que la pre-adolescente no vivía con ellos, sino con su abuela materna y sólo los visitaba los fines de semana.

La madre de la niña fue entrevistada una vez terminada la audiencia de formalización del imputado en la ciudad de Osorno. Allí, la mujer afirmó en más de una ocasión que la relación entre su hija y su pareja fue consentida, y que por lo tanto -a su juicio- no existe delito, "porque él nunca la habría obligado ni habría usado la fuerza". Ahora bien, cuando le preguntan si entiende que sólo por el hecho de ser menor de edad, una relación sexual con la niña es un delito, la mujer se excusa reiterando que fue con consentimiento de las partes.

También aseguró que su hija habría tenido otros pololos, por lo que tal vez su pareja no sería el padre de la guagua que ella espera. Y que las autoridades lo culpan a él, y no buscan a otros posibles responsables. "Esto es una injusticia contra mi pareja", afirmó.

La mujer asegura que la víctima está siendo manipulada por personas mayores para que mienta. También aclara que ella siempre se ha preocupado por su hija, que incluso la acompañó durante una ecografía y que ahora es la abuela la que no le permite acercarse a la menor.

La fiscal subrogante de Río Negro, Carolyn Konrad, afirmó que siempre es considerado un delito cuando el implicado es menor de 14 años.

Nota relacionada:

Exigen urgencia a la ley de aborto terapéutico por caso de niña de 11 años embarazada