Impacto ha causado en las redes sociales los últimos días la sentencia de un polémico caso de femicidio frustrado en Ovalle, en donde el tribunal consideró a favor del acusado la atenuante de infidelidad.

"Haber obrado por estímulos tan poderosos que naturalmente le hayan causado arrebato u obcecación, toda vez que (…) en el momento previo a la agresión se había develado la infidelidad de su cónyuge, con quien estaba casado hacía 15 años y mantenía dos hijos en común", se destaca en el fallo.

Por dicha atenuante, Marcos Olmos quedó con un castigo de cinco años de libertad vigilada, tras golpear y apuñalar con una tijera de podar a su esposa Karen Pizarro el 2015.

Y pese a la polémica, el hombre recibió este jueves el apoyo de su propia suegra, quien pidió que su yerno no vaya a la cárcel por el delito.

"La decisión de dejarlo en libertad me parece bien, porque sus hijos lo necesitan afuera y no adentro de la cárcel, si él queda preso qué va a ser de mis nietos", sostuvo Trinidad Chacana a El Ovallino.

Al respecto, detalló que "los jueces vieron el comportamiento de mi yerno, las causas del caso, estoy completamente agradecida del Tribunal Oral de Ovalle, porque ellos partieron por lo más justo".

Por último, aseguró que "de mi yerno no tengo nada mal que hablar, de lo contrario, me la he sufrido toda, he llorado mucho y lo único que quiero es que quede en libertad. Él es un padre muy preocupado, lo que pasó fueron cosas de un momento de arrebato, nada más que eso".

PUB/CM