El subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, entregó a la comunidad de pescadores de Puerto Edén 160 equipos de detección rápida de toxinas marinas, en el marco del programa que está desarrollando el Ministerio de Salud para detectar Marea Roja.

Junto a la intendenta (s), Paola Fernández, y del seremi de Salud de Magallanes, Óscar Vargas, la autoridad explicó que “la entrega de estos elementos permite a los pescadores identificar si un producto, en un determinado lugar, presenta Marea Roja. En caso de resultar positivo, no extraerlo y dejarlo ahí. Eso permitirá hacer mucho más eficiente su trabajo y más seguro para la comunidad”.

Los pescadores fueron capacitados en el uso de estas herramientas para actuar en forma autónoma en las faenas de su trabajo. Juan Ávila, pescador del sindicato, calificó como positiva esta medida, porque “no vamos a perder nuestros mariscos en la zona al realizar el análisis y estaremos más seguros, favoreciendo la economía del pueblo”.

Por último, Burrows concluyó que “este es un avance. Ojalá que se siga expandiendo para nuestros compañeros de la Undécima y Décima Región”.

PUB/CM