Luego de que el Gobierno explicara que la oncóloga mexicana Wendy Medina -anunciada por la propia ministra de salud en Abril- no llegaría a Magallanes por no tener uno de los exámenes que debía rendir en México para acreditar su condición de especialista, creció la incertidumbre de qué pasaría con el cupo que quedaba en el Hospital de la región para dicha especialidad.

Pero mientras la propia Presidenta, y la ministra Castillo, visitan la zona, ya se confirmaría la llegada de una nueva profesional de nombre Alejandra Carranza -también mexicana y con un año de experiencia en la especialidad- quién pisaría suelo nacional en el mes de mayo.

La Dra. Carranza se radicaría en Punta Arenas próximamente junto a su esposo, el cual es médico intensivista pediátrico, y también integraría el equipo de la región.

A su llegada, también se baraja por parte del Ejecutivo el arribo de una segunda oncóloga, de nacionalidad chilena, que llegaría alrededor del mes de septiembre para sumarse al programa del Hospital.

Según también publicó ayer el diario La Prensa Austral, la hematóloga oncóloga pediátrica estaría tramitando su visa, reuniendo los documentos y llegaría en mayo a formar parte del Programa Infantil Nacional de Drogas Antineoplásticas (Pinda).

Fue la propia directora del Servicio de Salud Magallanes, Pamela Franzi, quien contó que la idea sería que "llegue a Punta Arenas, se establezca, conozca el Hospital y luego viaje a realizar su pasantía con el equipo técnico liderado por la jefa del Pinda”.

Finalmente, su pasantía aún no tiene un tiempo definido, pues debe decidirse en conjunto con el equipo técnico de Santiago, ni tampoco establecimiento pues se baraja la posibilidad de que se en el Hospital Roberto del Río (Santiago) o el Hospital de Valdivia, centro de referencia para Magallanes.

PB/MC