La Corte de Apelaciones de Santiago rechazó el recurso de nulidad presentado por la defensa de Pablo Enrique Pérez y confirmó la sentencia que lo condenó a presidio perpetuo calificado, por el delito consumado de violación con homicidio cometido contra su hijastra en la comuna de Maipú, en agosto de 2013.

El fallo unánime de la tercera sala del tribunal de alzada capitalino rechazó el recurso elevado en contra de la sentencia dictada el 28 de marzo pasado, por el Quinto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago que, además, condenó a Pérez a 20 años de presidio efectivo, como autor del delito consumado de femicidio de su cónyuge, más las accesorias legales.

Según la resolución de la Corte de Apelaciones de Santiago, se confirmó la sentencia debido a la existencia de “indicios inequívocos de violencia en la persona de la víctima, como las lesiones en los muslos”, que acreditaría la violación.

Sobre las exigencias típicas del delito de homicidio, el fallo razona que "la relación de causalidad entre la acción homicida y el resultado de muerte de la víctima es evidente, siendo la primera según la autopsia ya analizada, lo que concreta y necesariamente causó el fallecimiento".

De acuerdo a la investigación, el hecho se produjo la madrugada del 4 de agosto de 2013, en la comuna de Maipú, cuando Pablo Pérez ingresó al dormitorio que compartía con su cónyuge, mientras ésta dormía junto a sus hijas de 6 y 4 años de edad.

Aprovechándose de dicha circunstancia, Pérez González estranguló con sus manos a la mujer y posteriormente ingresó al dormitorio de la hija de su cónyuge, de 16 años, a quien golpeó en la cabeza, la agredió sexualmente y luego le dio muerte por estrangulamiento.

PUB/CM