Es la segunda vez que ocurre. Se trata de un ataque con piedras al cuartel de la Octava Compañía de Bomberos de Maipú, ubicado en la calle Senadora María de la Cruz. El ataque se centró, como en la oportunidad anterior, en lanzamiento de piedras al techo y los vehículos de los voluntarios que realizan la guardia nocturna. 

El hecho provocó la molestia de los vecinos y de los mismos bomberos que no sospechan cuál es el origen de los ataques. 

“Estamos desviando recursos y personal que está para atender emergencias, en el cuidado del cuartel de la compañía” señaló Ricardo Becerra, comandante de la unidad a Radio Bío Bío

El principal problema que genera esta situación, además es que evita a los voluntarios a una rápida acción en caso de existir un incendio. De hecho, Becerra indicó que cerca de 150 mil personas podrían quedarse sin atención si se registra otro ataque. 

“Desde las 12 y media de la noche hasta las 5 de la magna, se produjeron durante varios períodos de la noche apedreamientos. No hemos logrado identificar si es una o más personas, las cuales han estado tirando piedras al techo, a algunos vehículos de los voluntarios que hacen guardia nocturna”, agregó el capitán. 

Finalmente, agregó que estudiar tomar medidas judiciales, como una querella en contra de quienes resulten responsables, ya que “bajo ningún punto de vista nos merecemos ésto”. 

PUB/JLM