El titular del Tribunal de Garantía de Coyhaique, juez Mario Devaud, mantuvo la medida cautelar de prisión preventiva contra Mauricio Ortega Ruiz (41), el único imputado por femicidio frustrado contra Nabila Rifo (28), a quien el agresor la golpeó con un bloque de cemento y le sacó los ojos.

En la audiencia de revisión de cautelares llevada a cabo esta jornada, la Fiscalía señaló que por ahora no tiene nuevos antecedentes, y que está a la espera de los resultados de los peritajes forenses.

Por su parte, la defensa de Mauricio Ortega presentó dos testigos, uno que habría recibido una llamada de la víctima indicando que el imputado no fue quien la agredió, y el otro, un testigo ocular que aseguró que Ortega no es quien él vio agrediendo a la víctima.

La Fiscalía reaccionó a esos nuevos antecedentes aportados por la defensa de Mauricio Ortega, aclarando que no le procede investigar por su cuenta, sin aportar los antecedentes a la carpeta formal de la indagatoria.

En tanto, el juez Devaud determinó que con los antecedentes que tiene hasta el momento es suficiente para mantener en prisión preventiva al imputado.

El sábado 14 de mayo pasado, Nabila Rifo, madre de cuatro hijos, fue brutalmente agredida en una calle de Coyhaique, al parecer por Ortega Ruiz. El atacante primero la golpeó con dos bloques de concreto y luego le sacó los globos oculares con un objeto corto punzante, al parecer las llaves de su vehículo.

PUB/CM