El “díscolo” de Chile Vamos abordó en exclusiva con Publimetro su candidatura presidencial marcada esta semana por la polémica suscitada luego que propusiera deportar a los extranjeros que delinquen. El ex alcalde de Puente Alto respondió a quienes lo comparan con Donald Trump y se desmarcó de algunos postulados de Chile Vamos.

¿Por qué Manuel José Ossandón es la mejor alternativa para gobernar Chile en momentos de una grave crisis de legitimidad?
- Porque en mi vida política he demostrado que tengo consecuencia, autoridad y capacidad de generar equipos para buscar un proyecto transversal. Eso lo he demostrado en terreno con éxito y resultados.

¿Cómo romper con el descontento al que se han visto expuestos los dos últimos gobiernos?
- Con la verdad, no con palabras políticamente correctas sino diciendo lo que se puede hacer ahora y lo que se hará después.

¿Cuáles serían los pilares fundamentales de su presidencia?
- Una casa tiene tantos pilares, daré algunos: transparencia, honradez y manos limpias. Temas como educación, salud pública, delincuencia, adultos mayores y niñez. De todas formas creo que todos son importantes, pero se debe realizar con capacidad de gestión. Formar equipos y traer a los expertos necesarios.

¿Cómo combatiría la delincuencia?
- Hoy la principal exigencia de las personas es la seguridad, la gente tiene miedo. Para terminar con esto hay que tener una política carcelaria potente. Yo dije que los presos conmigo van a tener que trabajar, ya que debemos lograr que la cárcel sea reinserción. Junto a ello hay que empoderar a Carabineros de tal manera que recuperen su autoridad. Y, por último, hay que incorporar a la ciudadanía con un montón de normas: alarmas, conocimiento y organización.
Además, si soy presidente voy a tomar en serio la inmigración ilegal, porque este fenómeno trae gente a trabajar, pero muchos también a delinquir. Que sepa el que viene a robar que lo vamos a deportar automáticamente. Entonces, perdón, pero esto hay que pararlo.

¿Por qué poner el acento en la responsabilidad de los extranjeros siendo que estos sólo representan un 1% del total de ilícitos?
- Yo planteó frenar la inmigración ilegal para regirla con una legislación moderna, y como señal buscar que quienes delinquen sean expulsados, aunque sea bajo el porcentaje. No sé porque quieren hacer creer que decimos que todos son delincuentes. Es claro que hay un fenómeno de inmigración ilegal que el gobierno no está mirando. Por ejemplo, hoy se armó una tremenda pelea entre comerciantes ilegales chilenos y peruanos. Terminó en un acuchillado, qué significa eso: nos están advirtiendo que viene un problema grave.

¿Usted dice que el problema grave viene por la cantidad de inmigrantes ilegales que estarían haciendo ingreso al país?
- Están entrando en malas condiciones, no tenemos cómo ayudarlos y entonces al final la gente se desespera. Hoy hay inmigrantes durmiendo en la calle. Abramos los ojos, reconozcamos lo que está pasando. En Chile si uno pide que se cumpla la ley, te hacen quedar como xenófobo.

 Se ha dicho que su posición con relación a los extranjeros es una estrategia electoral similar a la utilizada por Donald Trump en EEUU.  ¿Qué piensa sobre esta comparación?
- Las campañas sirven para hablar los temas y, evidentemente, este es uno importante para la campaña. Además, es un problema que está en la cabeza de todos los chilenos, están preocupados. No es contra la inmigración, es contra la ilegal. El deber del gobierno es proteger a los chilenos, no es sólo cuidar a los inmigrantes.

¿Qué haría con las reformas del gobierno?
- Los diagnósticos que hizo la candidata Bachelet en su época fueron buenos, el problema es que no fue capaz de implementar las reformas como corresponde y muchas de ellas no se pueden volver atrás. Hay que ajustar la reforma tributaria y transparentar el tema en educación. No me gusta el lucro, por ejemplo.

¿Continuaría impulsando la gratuidad en educación superior hasta llegar al 100%?
Por supuesto, pero siempre y cuando solucionemos la pésima calidad que hoy existe en la educación pre escolar, básica y media. Para eso faltan muchos años, pero hay que poner el énfasis en aquellos que no pueden pagar.

¿Qué haría con el Crédito con Aval del Estado?
El CAE ayudó en su minuto y habría que estudiarlo en profundidad. Puede ser una herramienta para la clase media alta, para quienes pueden pagar. Un crédito al 6% mata a cualquiera, pero si existiera un crédito que la gente pudiera pagar, puede ser la solución para algunos.

Usted ha dicho que es imposible acabar con el sistema de AFP. Aceptando las críticas actuales que sufre el modelo ¿qué haría para perfeccionarlo?
-En línea general, no hay plata para eliminar el sistema de AFP, además creas un desastre en infraestructura y en el sistema financiero. Porque la plata no está volando, está invertida. Mi propuesta la dividiría en dos: primera la gente que está jubilada o jubilando, y los que van a jubilar a futuro. Para estos últimos hay una serie de medidas que estamos estudiando, dentro de esas, aumentar la cotización. Pero el Estado le debe entrega un salvavidas a quienes están mal. El FEES, por ejemplo, podría utilizarse para mejorar las pensiones más indignas.

¿Qué haría con el Transantiago?
-Me encantaría eliminarlo, pero tengo la impresión que con las licitaciones que se vienen no se podría. Está tan mal diseñado que para que la gente pague tienen que meterla a un corral. Es tan malo que a lo mejor la solución es crear un sistema estatal. Yo haría mucho Metro, nos ayudaría a disminuir el problema del Transantiago.

- Usted dijo que encuestaría a las 35 mil personas que firmaron por su candidatura para definir si iría a primarias de Chile Vamos o primera vuelta. Sin embargo, al poco tiempo decide ir a primarias sin mayor consulta. ¿Qué ocurrió para que cambiara de opinión?
-Siempre dije que me salía de RN porque en Chile Vamos no habían condiciones para una primaria. Estaba todo preparado para que Piñera fuera el candidato, y si él no iba buscarían a alguien. Cuando tuve las firmas di señales para que ellos me invitaran dado que múltiples personas señalaban que no era necesario hacer primarias. Pero cuando dije que tenía las 35 mil firmas, empezaron amorosos a invitarme. Decidí esto porque no quiero que se note que yo no quiero competir.

Si usted renunció a RN para tener libertad de ir a primarias o primera vuelta, resuelta esta decisión, ¿por qué no retomar su militancia?
-Yo planteé una candidatura a 40 mil personas que firmaron por un candidato independiente, volver a RN sería traicionarlos. Otra cosa es decirles que me acompañen a esta primaria.

Sin embargo, esa independencia debería reflejarse también a la hora de gobernar.  ¿No lo cree?
-Por supuesto, así lo haré. Ahora, uno para gobernar necesita a mucha gente. Para solucionar los problemas del país debes tener el respaldo de una coalición detrás, pero también gente de otros colores políticos.

No obstante, usted ha acusado a esta coalición "que tiene detrás" (Chile Vamos) de defender a poderes fácticos ¿no hay una contradición allí?
Pero esas son las élites. Es como cuando hablan de Penta y mencionan a toda la UDI, pero los involucrados en el caso son unos pocos. Entonces hay mucha gente buena que está abajo que no está ni ahí con estos problemas y que tampoco está metida. Otra cosa es la elite, aquellos que han gobernado la política, a esos no los voy a nombrar, eso que te quede claro.

Luego de descubrirse dineros del ex presidente Piñera en paraísos fiscales e inversiones en pesqueras peruanas durante el litigio de la Haya. ¿Cree que Sebastián Piñera posee los estándares de transparencia para ser candidato a Presidente de Chile?
No voy a dar opinión en esto porque van a creer que soy una persona interesada. Pero vengo denunciando hace muchos años que la esencia de la crisis política que tenemos hoy es la relación perversa entre la política y los negocios. O eres político o eres comerciante, empresario, especulador, lo que sea. Entonces, va a haber una investigación y Piñera tiene todo el derecho a defenderse y demostrar lo que es él.

¿No le parece una contradicción que Piñera haga un ajuste tributario mientras tiene gran parte de su riqueza en paraísos fiscales?
-Eso lo va a tener que demostrar él. Insisto, no me voy a referir a esto porque yo sería parte interesada. Además, no quiero que se caiga, quiero que entre a la cancha para ganarle, porque sé que voy a ganar.

¿Por qué no quiere dar su opinión sobre Piñera?
La opinión la he dicho muchas veces. No estoy de acuerdo en la relación que existe entre el dinero y la política, así de claro. Lo importante es que exista una diferenciación completa de los bienes del ex Presidente.

¿Cuál es su impresión sobre el senador Alejandro Guillier?
Me hecho bien amigo de él, hemos trabajado en conjunto en el Senado. Me parece una buena persona.

¿Le gustaría una segunda vuelta presidencial contra él?
De todas formas, feliz. Y podríamos demostrar que se puede competir sin atacarse o destruirse.

PUB/NL