Las protestas de los pescadores artesanales de Los Lagos, afectados por la presencia de la marea roja, ya entraron en su segunda semana con un escenario de aparente quiebre entre los manifestantes y el Gobierno, todo acrecentado por el anuncio de la entrega de un bono que es rechazado por los eventuales beneficiarios.

En ese contexto, durante la noche del lunes se realizarpon diversas manifestaciones en varias ciudades del país, las cuales terminaron en incidentes (ver galería). Tanto en Puerto Montt -que no estaba autorizada- y Valparaíso los carros policiales reemplazaron a las pancartas y consignas en apoyo a los pescadores.

Concepción fue otra de las ciudades que albergó una protesta, la cual congregó a cerca de dos mil personas, mientras que en Santiago una caravana recorrió el Paseo Ahumada, aunque finalmente debió intervenir personal de FFEE de Carabineros.

Posiciones dispares

Durante el lunes, además, se conoció un primer petitorio de 28 puntos que no solo contemplaba la emergencia puntual provocada por la marea roja, documento que horas después fue complementado por otro texto emanado desde Ancud. A su vez, otras caletas y localidades más pequeñas también presentaron sus propios petitorios.

Si bien los bloqueos de caminos en diversos puntos de Los Lagos se mantienen, durante la mañana de este martes se confirmó -según Radio Bío Bío- que 14 camiones lograron sortear las barreras y seguir su tránsito por la Ruta 5 Sur, una señal en el marco del eventual desabastecimiento que afecta a los habitantes de esta zona del país.

La movilización, que entra en su segunda semana, provocó incluso que la embajada de los Estados Unidos en Santiago enviara un comunicado en el que asegura que solicitó la ayuda al Gobierno para “evacuar a los ciudadanos estadounidenses” que se encuentran en Chiloé, región de Los Lagos, y que no han podido salir de la zona debido a los bloqueos de caminos.

A su vez, el expresidente Sebastián Piñera analizó la situación que afecta a los pescadores artesanales indicando que hay que se debe ir "en ayuda y en forma oportuna" de los daminificados en el sur del país, sin embargo, dejó en claro que "tampoco hay que permitir que la violencia sea una forma de negociación (...) y aislen a una isla entera".

La propuesta del Gobierno es la entrega de un primer bono de $300.000 y otros de $150.000 por tres meses, los cuales serían depositados a través de la CuentaRut.

PUB/VJ