El tránsito por diversas arterias de la isla grande Chiloé fue interrumpido este miércoles por un grupo de pescadores, quienes aseguran que el bono propuesto por el Gobierno - de 100 mil pesos- para aminorar los efectos que produce en su actividad la Marea Roja es insuficiente.

Según detalló Radio Bío Bío, los manifestantes indicaron que $400 mil sería una cifra acorde para cubrir los gastos básicos y las necesidades de una familia. A su vez, expresaron que la caja de mercadería sumada por las autoridades tampoco es una solución.

Preliminarmente son ocho los puntos donde los pescadores cortaron la circulación vehicular, en una zona que espera recibir la visita del ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes.

En diálogo con T13 Radio, a su vez, el intendente de Los ríos, Leonardo de La Prida, aseguró que existe la necesidad de "asegurar la conectividad" en Chiloé, ya que la población "no puede transitar, se hace más complejo el desarrollo del comercio".

"Hay diferentes autoridades nacionales para señalar todas las medidas, no podemos esperar para mantener el orden público y la conectividad terrestre en la isla", cerró.

PUB/VJ