Habitantes de la Isla de Chiloé han mantenido los bloqueos de las distintas rutas insulares, luego del fracaso de las negociaciones con Gobierno celebradas durante una extensa jornada en Puerto Montt, entre representantes de los pescadores artesanales y el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes.

Avanzada la madrugada del jueves, las tratativas quedaron en punto muerto luego de que los trabajadores de mar rechazaran la propuesta del Ejecutivo, de entregar en un bono de 300 mil pesos (por una vez y por familia de pescador afectado), más otros 150 mil pesos por un período de seis meses.

Durante esta jornada los puntos más críticos se han concentrado en Chacao, puerta norte de la isla, donde los pescadores artesanales mantienen tomadas las tres rampas de atraque de las barcazas que conectan con el continente. Similar escenario, se vive en el sector de Pargua, del otro lado del canal Chacao.

En Castro cientos de pescadores mantienen bloqueada la Ruta 5 Sur, mientras que en la cercanía de Ancud, los bloqueos se extienden desde Pupelde hasta el acceso a la ciudad en el sector de Pudeto bajo, lugar donde los dirigentes han señalado que podría ser inminente la intervención de la policía.

A los cortes se suma una marcha territorial que protagonizaron distintas organizaciones de trabajadores y estudiantes, además de los conductores de taxis colectivos, que recorrieron la ciudad en caravana, haciendo sonar bocinas y portante banderas negras en señal del luto que viven los ancuditanos.

Para esta tarde, está convocada una marcha en Ancud, la que partirá desde la Plaza de Armas y recorrerá el centro de la ciudad y finalizará en el sector de Pudeto, donde se concentran los bloqueos de rutas.

Respecto del quiebre de las negociaciones, en las calles se repite la frase de que se trata de una propuesta inaceptable, pues nos permitirá satisfacer la sobrevivencia, de mantenerse la crisis ambiental que, los chilote, aseguran, no tiene que ver con la marea roja.

“Esto es verdaderamente un desastre ambiental que aún no se ha tocado en su totalidad, porque se ha visto son mariscos varando en las orillas de las playas, cosa que no es normal”, advirtió a agencia Aton el dirigente Moisés Torres, de la zona de Pupelde.

“Aquí están abordando el tema como consecuencia de la marea roja, pero resulta que la marea roja nunca ha matado a los bivalvos, ni ningún tipo de ser vivo del mar. Sin embargo, estamos viendo un montón seres vivos que están muertos las orillas de las playas chilotas.

Torres fue más allá, al señalar que en las tratativas con el Gobierno sólo se abordó el tema económico, pero nada se dijo respecto de los efectos ambientales.

“No se ha estudiado, no se ha investigado lo que está pasando en el fondo marino, que pude ser un desastre aún mucho mayor de lo que estamos percibiendo ahora. Lamentablemente, en las negociaciones con el Gobierno el tema ambiental no ha sido tocado”, sostuvo.

PUB/CM