Fuertes marejadas se registraron en todo el litoral central, donde las olas rompientes alcanzaron varios metros de altura, de acuerdo a lo pronosticado por la Armada y Meteorología. 

Por lo mismo, la prohibición de bañarse en el litroral central se mantiene hasta la próxima semana, por disposición de la Onemi de la Región de Valparaíso. Se estima que las fuertes marejadas que se prolongarían incluso hasta el miércoles. 

Al anunciar la alerta, el director regional de Onemi de Valparaíso, Guillermo de la Maza, dijo que “resulta casi ilógico, irracional, ver a personas que se exponen en las calles donde van a ver la rompiente 

Advirtió que "ya hemos visto cómo estas olas incluso han desplazado mobiliario urbano que es de gran volumen y peso, además de vehículos y contenedores”. 

También resaltó que el peligro no es solamente por el agua que puede arrastrar a los curiosos, "sino que también el tema de la proyección de piedras". 

"Cuando rompe la ola en los roqueríos también se proyectan las piedras hacia el borde costero y eso uno lo puede observar, cuando se retira la ola, todos los desechos que allí quedan”, explicó. 

Las evaluaciones de la Armada indican que las olas llegarían hasta los 4,8 metros de altura. 

Veraneantes sufrieron embates de las olas

Por otra parte, los veraneantes que se encontraban en la zona costera de la Región de Valparaíso rápidamente subieron a las redes sociales fotos mostrando las consecuencias que generaron las olas durante la jornada del sábado en la noche. 

De esta manera se conoció de restaurantes que fueron cerrados porque entró el agua del mar, calles en las que no se podía caminar a causa de la llegada de las olas y vehículos que quedaron en verdaderos “ríos” producto del nivel del agua que llegó hasta las principales avenidas de Viña del Mar y Valparaíso.

En la galería de imágenes puede verse algunas de las postales que dejó este fenómeno. 

PUB/JLM