Este reciente miércoles 1 de junio se vivió un hecho histórico en la Universidad de Santiago (Usach), cuando se conoció el arrollador resultado del 72% negativo al paro indefinido convocado por la Confech, porcentaje que se logró gracias al quórum de cerca de 9700 estudiantes.

Tras este resultado, las reacciones no se hicieron esperar logrando incluso transformar en tendencia en Twitter a la Usach, donde muchos de los comentarios pedían explicaciones por al anómalo resultado.

“El año pasado hubo una paralización de casi cuatro meses, lo que culminó con cambiar los estatutos orgánicos por lo que nos quedamos como federación y ahora es el momento para realizar las elecciones, lo que por estatuto no se puede hacer si existe una paralización, esa es la razón de la votación del 72% del no”, explicó la actual presidenta de la Feusach, Marta Matamala.

A pesar de la votación negativa a la paralización indefinida de actividades académicas, los estudiantes de la Usach aceptaron el documento con las peticiones de la Confech, y de acuerdo a la vocera de la federación esto no quiere decir que la Usach deje de movilizarse por las demandas educacionales.

Luego de esta decisión, los alumnos de la Usach tienen este jueves y viernes para inscribir candidaturas para la próxima Feusach, la que tendrá la primera vuelta de las elecciones el 13, 14 y 15 de junio y un cambio de mando en la primera semana de julio.

Movimiento estudiantil

“Entiendo que la votación es sorpresiva, pero hoy día los que están llevando la movilización son las universidades privadas y por el contrario las estatales y tradicionales estamos más lentas porque cuando se tiene más experiencia, se va aprendiendo en qué momento ocupar ciertas herramientas”, agregó Matamala.

La representante de los estudiantes, aclaró que la votación de este miércoles no dicta el futuro de nuevas decisiones de la casa de estudios y desde su mirada, espera que se vuelva al anterior discurso que se alinea con la Confech.

Luego de la Feusach…

Un año cinco meses lleva Marta Matamala al mando de la Feusach, tiempo en el que ha podido ver lo cíclico que es el movimiento estudiantil con paros y marchas que se inician para expresar el descontento por las reformas educacionales.

A partir de la primera semana de julio la joven de 25 años volverá a ser sólo una estudiante de pedagogía en historia, quien a esa altura del año se debiese estar preparando para terminar su tesis, ya que por este período de tiempo congeló su carrera para dedicarse completamente a la federación.

Matamala es integrante del colectivo “Izquierda revolucionaria”, y a pesar de tener ideas de esa tendencia deja claro que no comparte los lineamientos del Partido Comunista, pero su interés está puesto en la participación social por el área docente, lo que espera desarrollar luego del fin de su mandato.

“Me interesa hacer clases o un magister, por eso tengo que acomodar mis tiempos para ver lo que haré siempre ligado con el tema docente y si bien me interesa la política,  no quiero algo formal por eso no estoy pensando en disputas electorales, pero si seguir trabajando en el Colegio de Profesores es una opción posible, aunque no única”, afirmó.

La dirigente estudiantil es crítica con la conducción que tiene la educación en el país y en particular con cómo se ha manejado el gremio docente, por lo que no descarta la idea de representar a los profesores en un futuro.

"La conducción del Colegio de profesores ha sido sobrepasada por las bases colegiadas y las no incorporadas, y son los docentes quiénes tienen una constante postergación por lo que no descartaría poder representar al Colegio de Profesores, pero tampoco es algo muy pensado”, visualizó.

Al plantearle la posibilidad de asumir el mando de la representatividad de los docentes, la actual dirigente estudiantil aprovechó de dejar en claro que no es la única opción que puede estar en un futuro, sino que el tema de mayor interés es ser parte de sindicatos, independiente de donde sea.

“Me interesa mucho más el trabajo sindical, pero tampoco estoy tan segura de colegiarme y no estoy haciendo nada de esto. Pero además barajo otras tantas posibilidades en otros sindicatos”, finalizó.