Conscientes de que los números de artistas callejeros en las líneas de Metro son una realidad cada vez más común, desde la empresa de transporte subterráneo lanzaron hace exactamente 7 días el programa “Música a un Metro”, que busca otorgar espacios a un número determinado de artistas al interior de la red para que desarrollen su arte.

La idea se plantea como un concurso de talentos en que los interesados tienen que inscribir en la plataforma www.musicaaunmetro.cl dos videos de sus presentaciones. Los usuarios podrán votar por sus artistas preferidos dentro de los 100 mejores videos seleccionados y los cinco primeros tendrán de inmediato su credencial para ser artistas de Metro, con lo que desde agosto podrán realizar sus presentaciones en una de las 20 estaciones habilitadas. Para los 95 restantes se realizarán audiciones, de las que se seleccionarán a 35, los que completarán el staff de artistas de Metro.

Desde la empresa informaron a Metro que la campaña tuvo buena acogida durante los primeros siete días y que en la tarde de este lunes ya se registraban 146 inscritos, de diversos géneros, estilos musicales y edades. La gerente de Asuntos Corporativos, María Inés Soto, destaca que con esta iniciativa se busca que los músicos que quieren desarrollar su arte “puedan convivir armónicamente con todos nuestros usuarios y que también se cuide y vele por la seguridad y el correcto funcionamiento del tren subterráneo”.

Soto agrega que se está trabajando en reducir el número de artistas informales que día a día crece en la red: “Haremos los esfuerzos que sean necesarios para que se respeten los espacios tanto de los músicos autorizados como de nuestros usuarios”. 

Sin embargo, esta iniciativa no está libre de críticas y el músico y compositor de la banda nacional Sexto Piso, Felipe Sandoval, cuestiona el programa de Metro señalando que “evidencia un retroceso en materia cultural y laboral para intérpretes musicales que busquen en Metro una oportunidad de visibilidad y trabajo estable”. 

Sandoval critica, por ejemplo, las dificultades para algunos artistas que no tienen acceso a herramientas digitales por factores económicos o generacionales. También que las bases del concurso planteen la imposibilidad de presentar música relacionada con política, sociedad, medio ambiente o religión. “Esto atenta directamente contra la libertad de expresión, lo cual sabemos que es un factor fundamental para el desarrollo de las artes”, cuestiona, agregando que “puedo entender que se prohiban la apología al terrorismo de Estado, el racismo, la xenofobia y otras formas de incitación al odio, ¿pero qué necesidad hay de restringir hasta este extremo las temáticas creativas?”.

Y en relación a las regulaciones laborales de los artistas, asegura que con este programa Metro “legitima e institucionaliza la censura y precarización laboral de los músicos, en lugar de regular adecuadamente la presencia de los artistas en los vagones”.

Para el presidente de la comisión de Cultura y Artes de la Cámara, Ramón Farías, “toda iniciativa que fomente y difunda el arte en nuestro país es positiva. En otros metros del mundo es posible ver grandes espectáculos en las estaciones y, considerando la calidad de nuestro Metro, es bueno que también le de espacios establecidos a los artistas, resguardando la comodidad de los pasajeros”.

Respecto de las críticas, Farías reflexiona que “el tema de la selección debe ser así para que también los usuarios accedan a un espectáculo de calidad porque, sin desmerecer a los artistas, la idea no es que cualquiera se ponga a tocar lo que se le dé la gana”. 

El parlamentario también señala en relación a las dificultades digitales que el programa supone para artistas de mayor edad que “hoy el acceso a las herramientas digitales es casi transversal y es muy difícil que alguien no tenga algún hijo, sobrino o amigo que los pueda ayudar con el tema de Youtube”, concluyendo que el tema de las condiciones laborales es más delicado, pero que “como toda nueva iniciativa, seguramente se pueden realizar cambios para mejorar estos aspectos”.  

PUB / DIG