Un millonario contrabando de cigarrillos fue interceptado por fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en el puerto de Iquique. El cargamento venía al interior de un contenedor que supuestamente traía ampolletas led y mangueras desde Estados Unidos. 

La información la entregó el director nacional de Aduanas, Juan Araya Allende, quien destacó que durante el 2016 se registró un incremento de 413% en la cantidad de cartones de cigarrillos incautados por el servicio en todo el país, cifra que en el caso de Iquique se eleva en un 600%. 

En este último caso, la mercancía salió desde Estados Unidos, pasó por Panamá y fue detectado gracias al trabajo de la Unidad de Análisis de Riesgos, cuyos funcionarios evaluaron una serie de variables que determinaron la necesidad de interceptar y aforar el contenedor. 

"El trabajo de los fiscalizadores detectó dudas en cuanto a la coherencia de la carga y la ruta, por lo cual se instruyó una inspección y mediante tecnología no invasiva escanearon el contenedor y establecieron que traía cigarrillos, por lo tanto, se constituyó el delito de contrabando y en las próximas horas se presentará una querella", agregó Araya. 

El contenedor incautado llevaba 851 pacas de cigarrillos de la marca india Jaisalmer y 220 pacas de la marca alemana MensField, lo que significa un total de 535.500 cajetillas que de haber llegado a ser comercializadas habrían evadido US$1.416.000 o su equivalente en moneda nacional de $947 millones. 

En lo que va corrido del año Aduanas ha incautado 458.980 cartones de cigarrillos de contrabando, lo que significó evitar una evasión tributaria por US$ 16.247.000. 

"Si comparamos estas cifras con igual período del año 2015, anotamos un aumento de 413% y ello demuestra el éxito en nuestros procesos de fiscalización. Debemos recordar que gracias a la Reforma Tributaria el Servicio Nacional de Aduanas recibió un aumento en la cantidad de funcionarios e inversiones en tecnología para asegurar la cadena logística y el comercio exterior de nuestro país", destacó Araya. 

En cuanto a Iquique, los decomisos durante este año han evitado la evasión tributaria de US$ 5.735.000 y se trata de procedimientos que van desde contenedores a contrabando en buses e incluso en camiones con minerales. 

PUB/VJ