Una controversial situación quedó al descubierto luego que un subdirector en retiro de Gendarmería solicitara a la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca) la tramitación de una jubilación cuyo monto superaría los cinco millones de pesos mensuales.

De acuerdo a lo consignado por El Mercurio el monto exacto al que este funcionario podrá acceder es de $5.023.632, cifra que supera en cerca de dos millones a las pensiones que reciben, por ejemplo, los comandantes en jefe de las FFAA, el General Director de Carabineros y el director general de la PDI al momento de su retiro.

Desde Capredena señalaron que un comandante en jefe de cualquier rama de las FFAA, dada la cantidad de años de servicio -que muchas veces superan los 30- pueden seguir recibiendo su última renta como pensión, la que en promedio bordea los $3.300.000.

El sargento segundo Joe González, presidente de la asociación de suboficiales y gendarmes, aseguró que han observado "una mala distribución o mal uso de algunas asignaciones que podrían haber abultado jubilaciones en la planta te oficiales", situación que calificó como "bastante grave y no debería ocurrir".

Uno de los factores que podría influir sería si el funcionario que solicita el monto está en un cargo de responsabilidad o de confianza, lo que implicaría una asignación que puede aumentar su sueldo respecto de otros oficiales.

Alberto Figueroa, comandante y presidente de la asociación nacional de oficiales de Gendarmería en el país reconoció que "ha habido algunas pensiones abultadas (...) que dicen relación con las asignaciones que hayan recibido al momento de irse jubilados".

PUB/VJ