Luego del día de elecciones municipales que le otorgó el triunfo en la comuna de Providencia con un 53,22% de los votos, la alcaldesa electa por Providencia, Evelyn Matthei, conversó con Publimetro sobre el favorable escenario político que se ve para su coalición Chile Vamos, pero además adentró en los puntos claves que llevará a cabo en sus primeros días de mandato. 

¿Cuáles cree que fueron las principales características que la diferenciaron de su principal contenedora Josefa Errázuriz?

-Lo que hicimos principalmente fue escuchar, por eso captamos muy bien las preocupaciones de la gente y esas no están alineadas con la actual administración, lo que le importa a los vecinos es claramente la seguridad ciudadana, donde este gobierno comunal no ha hecho nada, y la gestión cotidiana del municipio como el recoger la basuras, por eso la gran diferencia fue saber interpretar los anhelos de las personas. 

Primeras tres medidas para su mandato como alcaldesa de Providencia

Seguridad ciudadana

Una de las primeras medidas será construir una política seria en seguridad ciudadana, y eso se tiene que construir con mucho cuidado, con la mejor gente y harto dinero que no lo va haber, porque está bastante desfinanciado el municipio, pero lejos lo que más se pide es seguridad ciudadana y trabajaremos en conjunto con otras comunas como Huechuraba, Vitacura, Las Condes, y ahora posiblemente se sumen otras comunas con las que se ganó com La Reina y Maipú con la misma Cathy Barriga. 

Servicios de Salud

La gente se queja mucho de la calidad de los servicios de salud, no hay una buena atención, y son los mismos vecinos que cuentan que antes se podían tomar horas por teléfono y ahora tiene que ir el día 5 ó 20 de cada mes, dependiendo del consultorio para tomar hora y se lo dan para el próximo mes, o sea si uno se enferma el día 22 tiene que esperar muchos días. 

Adultos mayores

El tema de la tercera edad es muy importante y a lo que le daremos realce porque en nuestra comuna existen muchos adultos mayores que merecen la atención necesaria. 

Medidas polémicas

Durante su campaña se planteó la idea de los mimos en los bares, ¿eso sigue en pie?

-Chile se ha puesto muy agresivo, todo el mundo ataca con ferocidad al de al frente, y cree que ellos son buenos y los otros malos, no se tiene confianza en las ideas. Yo pienso cambiar el resolver los problemas con leyes, castigos y cárceles, por políticas más amables, y si se puede hacer con humor y cariño, no quepa duda que así lo haremos. Estas ideas que se han usado en ciudades como París y Barcelona, y en esos países que son más civilizados que nosotros y menos agresivos, tratan de modificar la actuación de las personas mediante medidas más amables e inclusivas que las mutas y cárceles. Yo pido que no centre la discusión en un detalle irrelevante, tratemos de copiar a los países que son más civilizados y tienen mejor calidad de vida que nosotros. 

El triunfo de Chile Vamos fue contundente comparado con las comunas ganadas por la Nueva Mayoría ¿ve este escenario político como un camino para las próximas presidenciales?

-Siempre había dicho que no porque son cosas totalmente distintas, que el voto por el alcalde tiene que ver mucho más con gestión que con política y es así, pero sin embargo viendo el resultado general no es casualidad que haya sido tan generalizado, por lo tanto uno tendría que ser muy miope para no ver que aquí ha habido un voto de castigo, o una abstención fuerte para el gobierno y la Nueva Mayoría. 

Abstención

Gran cantidad de comunas se quedaron en manos de alcaldes de su coalición, pero a pesar de eso la participación en las elecciones fue muy baja ¿Le preocupa el síntoma de descrédito de la política?

-Es cierto que hay una falta de confianza hacia todas las instituciones, la política y los políticos que tiene sólidas bases porque queda demostrado con la cantidad de escándalos en las instituciones como el Sename, con el error en el padrón electoral, problemas de corrupción en las empresas, en la iglesia, desfalcos en el ejército, con todo esto la gente que creía que éramos los jaguares está muy enrabiada y tiene razón, por eso claro que no van a votar y el voto obligatorio no es la solución, sino que volver a ganarse la confianza de la gente.