El ex candidato presidencial del PRO Marco Enríquez-Ominami se refirió este sábado a la opción de una nueva postulación a La Moneda, asegurando que de lograr su objetivo, gobernaría "para todos los chilenos".

“Hoy gobernar es más difícil que antes, hoy la clase política está puesta en cuestión de manera muy dura y me parece a mí que es sano, es bueno que nos escruten”, sostuvo en entrevista con Radio Agricultura.

Consultado por la influencia que su padre Miguel Enríquez tiene en él, indicó que "yo voy a ser Presidente algún día pero de todos los chilenos, de los que amaron a mi papá y de los que abrieron botellas de champaña cuando lo mataron".

“Yo no vengo a la revancha del MIR a La Moneda, el PRO no es la revancha de lo que mi papá no pudo hacer“, señaló.

Por último, respecto sobre sus chances de ser candidato presidencial del oficialismo, expresó que “estoy seguro de que gran parte de ellos (Nueva Mayoría) va a dialogar para un programa común y un gobierno“.

PUB/CM