Las fiestas de fin de año, el término del año estudiantil o la renovación de contratos de trabajos son procesos que repercuten en que las personas se encuentren con pensamientos y preocupaciones que derivan en situaciones de estrés.

Para reconocer esta dolencia es importante tener claro que en la mayoría de los casos se presenta con síntomas como el insomnio, dolores musculares  - especialmente en la zona del cuello y espalda -dolor abdominal, diarreas, dolores de cabeza, entre otros.

Es por ello que buscando como enfrentar el término de año de la mejor forma, la doctora Nelly Baeza, integrante de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Central, entrega una serie de consejos para evitar o manejar la situación. 

Lo primero dice la salubrista es reconocer la situación. "Distintas personas perciben el estrés de formas diferentes, ¿cómo sabe usted cuando está bajo estrés? ¿Cuáles son los acontecimientos o situaciones de las fiestas que le disparan sentimientos de estrés? ¿Tienen relación con el trabajo, el hogar, las relaciones o algo más?". 

En segundo lugar, Baeza postula que se deben eliminar las conducta nocivas que se realizan en los momentos de mayor presión. "Es necesario examinar si está apoyándose en conductas  no saludables tales como fumar o comer para manejar el estrés. ¿Esta forma es la misma con el que maneja el estrés durante todo el año, o es específicamente la que tiene por el estrés de las fiestas?", dice. 

Por otra parte, la especialista apunta que las conductas deben cambiarse de a poco, porque sino se transforman en un motivo adicional de estrés. "El reemplazarlos por otras saludables requiere de tiempo. Comience de a poco y enfóquese en cambiar sólo una a la vez. Realice compromisos y chequee verá cambios de a poco". 

Baeza agrega que es necesario estar consciente del autocuidado y de las señales que envía el cuerpo. "Preste atención a sus propias necesidades y sentimientos y dedíquese a actividades relacionadas con las fiestas que disfrute y le resulten relajantes. Haga ejercicio con regularidad, tenga una alimentación saludable y asegúrese de descansar y dormir lo suficiente".

Por último, si la situación ya está escapando de las manos, lo recomendable es buscar ayuda. "El aceptar ayuda de las personas  que se preocupan por usted y le escuchan, mejora su capacidad para manejar el estrés y para recuperarse. Utilice esta temporada festiva para restablecer el contacto con amigos y familiares y fortalecer su red de apoyo".