Uno de los hechos más comentados en el último tiempo ha sido el mega terremoto que afectaría al norte del país. Sin embargo, este hecho fue descartado por ahora por el director del Centro de Ingeniería de Mitigación de Catástrofes de la Universidad de Antofagasta (UA), Jorge Ramírez.

Según informa el diario  La Estrella, el experto aseguró que no ocurriría un sismo superior a los 9.0 Richter, sino que en el peor de los escenarios, sería uno máximo de 8.5.

En ese sentido, detalló que esto se fundamenta en el deslizamiento de las placas registrado por un grupo de 15 científicos de diferentes partes del mundo que durante 12 años analizaron y monitorearon la zona norte.

El estudio estableció además mediante fotografías satelitales tomadas a diario en un mismo punto que efectivamente hubo un deslizamiento de las placas de Nazca y Continental en la zona comprendida entre Arica e Iquique sin un movimiento telúrico, lo cual para Ramírez "es como si le hubiesen echado un lubricante para que las placas se deslizaran".

Por este motivo, para el experto este deslizamiento junto al terremoto 7.7 de Tocopilla el 2007 y los sismos de 8.2 y 7.6 en Iquique el 2014 han permitido liberar una carga de energía en la zona del silencio sísmico, por lo que insistió en que en el peor de los escenarios, se produciría un temblor de 8.5 Richter.

"Además, recordó Ramírez, que históricamente los terremotos del norte son los que avisan con una alta sismicidad previa como quedó demostrado con los últimos de Iquique y a diferencia de la zona central que con el 27F no hubo esta condición, aunque sí una deformación del continente entre Concepción y Constitución que daba cuenta de lo que podría ocurrir", concluyó el medio.

PUB/CM