Alerta roja. Eso es lo que decretó la Gobernación de Melipilla a causa de la voracidad de los incendios forestales que se están registrando en la zona y que ya consumieron dos casas en el sector de Los Maitines. 

En el lugar se encuentran trabajando brigadistas de Conaf y dos helicópteros. El fuego se mantiene activo con avance rápido hacia la parte alta del cerro, amenazando otras casas.

Debido a la situación, las autoridades declararon alerta roja, concentrando en el sector recursos humanos y materiales para el pronto control del siniestro.

Por otra parte, en la Región Metropolitana aún se mantiene activo el incendio Larapinta, en la comuna de Lampa, que ya lleva 200 hectáreas quemadas, pero sin la peligrosidad y amenaza a personas como el día sábado. Las fuerzas de combate de Conafestán trabajando en los puntos calientes.

Otros dos incendios forestales se registran también a nivel nacional. Uno, en la comuna de Hualañé, Región del Maule, con 237 hectáreas consumidas de pastizal y bosque nativo; y el otro, en la comuna de Santa Bárbara, Región del Biobío, con 2,8 hectáreas de bosque nativo afectadas.

Aunque a partir de mañana lunes se anuncia una disminución de la temperatura en la zona central, el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, instó a no dejar de implementar las medidas de prevención, “ya que todos los pronósticos nos indican que este verano será duro en términos de calor. Si tenemos una situación de 30-30-30, es decir 30 grados de temperatura, 30 kms. de velocidad del viento y una humedad relativa de 30%, entonces el contexto es muy favorable para los incendios forestales. Debemos, por lo tanto, extremar las medidas de precaución, despejando de basura y vegetación seca de quebradas y otros lugares naturales”, comentó.

PUB/JLM