El joven identificado con las iniciales E.D.C.M., de solo 16 años, fue condenado a ocho años más de internación en régimen cerrado tras acreditarse su participación en dos asaltos, lo que se suma a los siete que ya posee tras ser declarado culpable del homicidio de la menor Tania Aguila Raddatz, determinación tomada en enero de este año.

Según detalló el Ministerio Público, en una primera instancia el juicio había sido anulado, por lo que la Fiscalía recurrió de nulidad ante la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, dándose inicio a un segundo procedimiento que derivó en esta condena.

Junto al menor, también fue condenado Juan Ignacio Carimán Quinchalef, dictándose una pena de 10 años y un día de presidio mayor en su grado medio, la que deberá cumplir de forma íntegra.

Tanto el menor de edad como el adulto fueron imputados por los delitos de robo con violencia y robo con intimidación.

En enero de este año, se comprobó que la joven de solo 14 años perdió la vida a raíz de las severas lesiones en su cabeza ocasionadas por su entonces pololo, el menor E.D.C.M. Este hecho ocurrió con posterioridad a los robos en que el imputado había participado.

Respecto de este crimen, la investigación fue desarrollada por el fiscal Naín Lamas Caamaño, quien logró que se impusiera la pena de 7 años de internación en régimen cerrado.

PUB/VJ