En el límite de la frontera entre Chile y Perú detectives del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de la Policía de Investigaciones (PDI) frustraron el intento de un adolescente, de nacionalidad peruana, de salir del país oculto entre los pasajeros de un bus del recorrido Arica-Tacna.

El menor había huido, el miércoles de la semana pasada, de un domicilio de la comuna de Santiago Centro, donde vive junto a su madre, con la finalidad de reencontrarse con su padre en la ciudad de Lima.

Hace un año aproximadamente que el joven reside con su progenitora en la capital, donde no habría logrado acostumbrarse, estableció la PDI. Su desaparición, además, había motivado una denuncia por presunta desgracia en la Cuarta Comisaría de Carabineros de Santiago.

El viernes pasado el niño llegó en un bus interprovincial a la ciudad de Arica, desde donde abordó un taxi hasta el Complejo Fronterizo de Chacalluta.

El menor halló una oportunidad de salida de territorio nacional, mezclándose con los pasajeros de un bus, justo antes que la máquina enfrentara la última barrera de seguridad de Chile, la que es custodiada por la PDI.

Los funcionarios de la policía civil detectaron una incongruencia entre los asientos ocupados de la máquina (49) y el total que registraba la relación de pasajeros del transporte (48).

Una inspección pormenorizada de los ocupantes del bus, permitió a los detectives establecer la presencia del joven.

Tras conocer los antecedentes del caso, el Juzgado de Familia de Arica ordenó el ingreso del niño a una residencia de Fundación Mi Casa, a la espera de su madre, quien fue informada sobre la aparición del menor por los funcionarios de la PDI.

PUB/VJ