En el tercer trimestre del año, las  empresas operadoras Metbus, STP Santiago y Vule lideraron el décimo séptimo Ranking de Calidad de Servicio de Transantiago, realizado entre julio y septiembre del presente año, obteniendo los mejores resultados en los indicadores de frecuencia y regularidad.

La tradicional medición, realizada a partir del sistema de georeferenciación instalado en cada bus, evalúa el desempeño operacional de las siete empresas concesionarias de buses del transporte público, comparando tanto el cumplimiento de las salidas programadas con las efectivamente realizadas así como también los intervalos de tiempo.

El director del Transporte Público Metropolitano, Guillermo Muñoz, detalló que “en el décimo séptimo Ranking, 6 operadores del sistema cumplieron con frecuencia y regularidad, lo que refleja la evolución en su operación y cumplimiento del plan. Sin embargo,  Alsacia nuevamente esta fuera del rango mínimo permitido en el ítem regularidad, por 2,1 puntos”.

Por lo anterior, la autoridad agregó que “el operador debe mejorar su gestión interna y que para ello es fundamental optimizar sus despachos, la mantención de buses y una serie de otros aspectos que repercuten en el desempeño final de la empresa, y que terminan perjudicando la experiencia de viaje de los usuarios de Transantiago”.

En cuanto a los resultados, en el indicador de frecuencia, fue la empresa Metbus la que nuevamente se alzó en el primer lugar, con un 99.4% de desempeño promedio, seguida de cerca por Vule con un 97,3%  y STP Santiago 95,9% y Redbus 95.9.  En tanto, Subus registró un 94,5%, Express 92,5%, y Alsacia 91,0 %.

En el caso del indicador de regularidad, lapso de tiempo entre buses de un mismo servicio, fue la empresa STP Santiago la que lideró la medición, alcanzando un 87,2 %, seguido de Metbus 85,1 y Vule 84,9. Más atrás quedaron Redbus con un 82,0 %, Express 80,4 %,  Subus 80,3  % y Alsacia con 77,9, quedando fuera del rango permitido de 80%.

Por otra parte, desde el DTPM se reiteró que actualmente existen procesos para modificar los incentivos del cumplimiento en regularidad y frecuencia, con el objetivo de endurecer el control a través de aplicación de más multas y descuentos por este tipo de faltas.

PUB/NL