Conocido el millonario fraude realizado al interior del Ejército con los Fondos Reservados del Cobre, la Contraloría General de la República decidió dar prioridad nacional a la revisión de los gastos de las Fuerzas Armadas.

Según informa The Clinic Online, la medida surge a partir de un oficio presentado en la institución por los diputados DC, Jaime Pilowsky y Ricardo Rincón, a causa del denominado caso Milicogate.

La decisión se anuncia dentro del Plan Operativo para la Función de Control Externo del año 2016 desarrollado por el organismo fiscalizador, contemplando en el mismo la realización de cuatro auditorías donde consideran "examinar las operaciones realizadas por el comando de apoyo a la Fuerza, aludidos por los recurrentes en su presentación".

La publicación indica que el requerimiento de los diputados “se funda en las irregularidades denunciadas a través de los medios de prensa", "en los cuales se expone la investigación realizada por la Fiscalía Militar a causa del millonario fraude provocado por el uso indebido de facturas adulteradas por parte de la citada institución castrense, y en la publicación de los montos involucrados en los hechos investigados, cuyo valor ascendería a los $2.200 millones de pesos”.

Además, la Contraloría indica que durante el año 2014 se realizó una "auditoría a las rendiciones de cuentas de los recursos provenientes de la ley en comento, en la Fuerza Aérea de Chile, cuyos resultados constan en el informe final Nº 109, de 2014, de este origen, de carácter reservado, y que fue remitido en su oportunidad a las instancias pertinentes”.