En el marco de la comisión investigadora del fraude en el Ejército con recursos de la Ley Reservada del Cobre, el comandante en jefe Humberto Oviedo reconoció ante los miembros de la instancia la carencia en los sistemas de control en el pago de las facturas que se emitieron desde la rama castrense, y que dieron pie al desfalco que hasta hoy involucrarían más de 6 mil millones de pesos defraudados.

El presidente de la comisión investigadora, diputado Jaime Pilowsky (DC), fue más allá, y denunció la inexistencia de los controles  en el pago de las facturas fraudulentas. “Desde el año 2008 al 2014 no se tomó ninguna medida de control para el pago de las facturas en el ejército. Los mecanismos de control eran inexistentes. Me parece un hecho de extrema gravedad, que el comando de apoyo de las fuerzas y particularmente la tesorería, no haya hecho el simple ejercicio de ingresar a un computador con internet para chequear en línea, si las facturas estaban autorizadas o no por el Servicio de Impuestos Internos”, declaró.  

Por su parte, el general Oviedo justificó la inexistencia de los controles correspondientes apelando a la “honorabilidad” de los funcionarios militares. “No estaban los registros con impuestos internos. No existía en la reglamentación de control de factura, por lo tanto, no se hacía (el control). “Tenemos que pensar en la honorabilidad de las personas. Nosotros no estábamos con la lógica de que hubiesen personas que hagan falsificación de facturas y en base a eso, no estaban los instrumentos de control”.

Por último Oviedo comentó las acciones que el ejército ha adoptado para evitar que sigan ocurriendo este tipo de desfalcos. “Cuando hay acciones maliciosas de delincuentes, todo control es insuficiente. Por lo tanto, lo que nosotros vamos a hacer es tomar esa experiencia y tal como se dijo, los controles con Impuestos Internos ya están operando, además de los controles físicos. Hay que estar más atentos en eso.

El diputado Pilowsky valoró las medidas de control que ha ido incorporando la institución armada. “creo que las medidas adoptadas por el ejército van en la dirección correcta, pero queda la interrogante de qué pasó en el ejército, y particularmente en el Comando de Apoyo a la Fuerza, para no haber adoptado  estas acciones durante los seis años (2008 a 2014) en que hay constancia de los graves ilícitos cometidos”.

Para resolver estas interrogantes, el parlamentario informó que se citarán los generales a cargo del Comando de Apoyo a la Fuerza del ejército desde el 2008 hasta la actualidad para que presten declaración en la próxima sesión de la comisión investigadora el próximo miércoles 13 de enero a las 09:00 horas.

PUB/CM