El ministro en visita Omar Astudillo dictó el jueves el procesamiento a tres oficiales del Ejército, ordenando además las detenciones, en el marco del caso que investiga el millonario fraude al fisco hechos con fondos de la Ley Reservada del Cobre. 

Entre los ex uniformados acusados, está Antonio Cordero Kehr, quien fue jefe de las escoltas del dictador Augusto Pinochet y de su viuda, Lucía Hiriart.

Además, figuran Jorge Salas Kurte y Miguel Muñoz Farías. Los tres fueron parte del Comando de Apoyo a la Fuerza (CAF) del Ejército. 

Ante esto, el Ejército emitió una declaración pública en donde señalan que "en relación a la situación judicial que afecta a oficiales generales en retiro del Ejército de Chile, la Institución ratifica su firme respeto a la legalidad vigente, y continuará colaborando con las investigaciones que instruyan los tribunales de justicia, como se ha estado haciendo en la causa que investiga el ministro en visita Omar Astudillo".

"En este sentido, se reitera lo mencionado públicamente por el Comandante en Jefe del Ejército, que 'no hay ninguna restricción ni secretismo respecto de posibles responsabilidades que puedan tener distintos niveles de mando', agrega el documento.

"Asimismo, el Ejército es respetuoso de la presunción de inocencia que consagra el Estado de derecho, en el que todos los ciudadanos nos desenvolvemos en Chile, señala la rama castrense.

Por último, "el Ejército de Chile reitera que no acepta ni ampara situaciones irregulares o delitos, y por lo mismo se encuentra empeñado en redefinir sus mecanismos de control y continuar implementando diversas medidas destinadas a evitar la ocurrencia de hechos que atenten contra la probidad y la transparencia en la Institución". 

PUB/CM