Este jueves comenzaron a declarar ante la Fiscal Metropolitana Centro Norte, Ximena Chong, los proveedores externos imputados por el fraude al Ejército, más conocido como "Milicogate".

Raúl Fuentes fue el primero de los formalizados en presentarse ante la Fiscalía para dar cuenta de la malversación de los fondos pertenecientes a la Ley Reservada del Cobre, situación que se materializaría a través de servicios y ventas nunca concretadas por la institución castrense.

Según lo señalado por la Fiscal, en la indagatoria se dieron a conocer supuestas intimidaciones hacia los tres proveedores involucrados en el hecho "a través de amenazas y presiones que habrían recibido".   

Denuncia que fue recopilada durante las casi cuatro horas de declaración, proceso valorado por la Fiscal aunque especificando que las informaciones presentadas por las defensas "deben ser corroboradas con los diferentes antecedentes de la investigación", aseguró. 

El Ministerio Público es la institución a cargo de la arista relacionada a los proveedores externos al Ejercito, proceso ligado a la querella presentada por el Servicio de Impuestos Internos. Las pesquisas referidas a los uniformados es ejecutada en la Justicia Militar por intermedio del ministro en visita, general (r) Clovis Montero.

En referencia con asumir nuevas facultades en la causa, la representante del Ministerio Público señaló que "mantenemos todavía la investigación circunscrita solamente a los civiles, y en el caso de la querella del Servicio de Impuestos Internos, a esta actividad privada que por lo tanto no está cubierta por el fuero militar".  

Pub/SVM