Este viernes se constituyó la comisión que asesorará y entregará recomendaciones al Ministerio de Educación para la implementación de acciones que permitan mejorar la calidad de la formación inicial de las futuras educadoras y docentes. 

Conjuntamente, esta comisión abordará aspectos de formación en servicio, donde las universidades también tienen un rol preponderante. 

La comisión está constituida por representantes del Consejo de Rectores (CRUCH), de los decanos de facultades de educación del CRUCH y de universidades privadas, del Colegio de Profesores, de la Comisión Nacional de Acreditación, del Ministerio de Educación y expertos en la materia. 

En esta primera sesión constitutiva, los integrantes comenzaron a tratar temas como la elaboración de los estándares pedagógicos y disciplinarios que sentarán las bases para la acreditación y orientarán a todo el sistema; los instrumentos de evaluación diagnóstica que permitirán retroalimentar con información a las instituciones de educación superior y a la política pública, entre otros. 

En Chile, cerca de 17 mil jóvenes ingresan cada año a estudiar pedagogía en alguno de los más de mil programas existentes, en este contexto, la Ley 20.903, que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, establece transformaciones que buscan asegurar la calidad de la formación inicial de educadoras y profesores. 

Entre ellas, por ejemplo, la Ley establece requisitos comunes que las universidades deberán atender en sus procesos formativos, ya que a abril de 2019 todas las carreras de pedagogía deberán estar acreditadas por la CNA en base a criterios específicos y desde el próximo año, por primera vez habrá requisitos comunes para todas las instituciones de educación superior para el ingreso a los estudios de pedagogía. 

PUB/SVM