Tras conocerse que cerca de un tercio de los recursos de educación superior del presupuesto del 2017 en educación serán destinados para el Crédito con Aval del Estado (CAE) con $706 mil millones (un aumento del 18%), recursos similares a los que serán para el beneficio de gratuidad con $748 mil millones, las críticas desde los parlamentarios y los estudiantes no se hicieron esperar. 

Desde el Ministerio de Educación, explicaron que el aumento del 18% se debe principalmente a dos razones: aumentará el número de estudiantes que recibirán el beneficio y los que comenzarán a pagar el CAE. 

“Hay que tener en cuenta la cantidad de alumnos que aún están ingresando al sistema que está en régimen(…) Hay que recordar que queda un 50% de la matrícula que está en instituciones privadas y ellos tienen más acceso al CAE que a gratuidad, además que aumentaron los alumnos que están en etapa de pago”, aseguró la jefa de la División de Educación Superior, Alejandra Conteras. 

Contreras explicó que el que existan más estudiantes ya pagando el crédito utilizado, genera que aumenten las garantías que el fisco debe pagar los bancos. 

Además, la encargada del área agregó que es probable que los recursos solicitados para el CAE no se utilicen en su totalidad, porque al ingresar instituciones técnicas aumentarían los alumnos con gratuidad. 

“Se calcula un monto máximo, lo más probable es que este número no se alcance porque a la medida que ingresen más instituciones a gratuidad, se reduce la cantidad de alumnos que requieren CAE, como el caso de los institutos profesionales grandes”, añadió.