El grupo de Facebook “La tarea es sin tareas” ya tiene más de 84 mil miembros, padres y apoderados que abogan por liberar a los estudiantes de las tareas escolares enviadas a casa. Entre los comentarios de los papás destacan algunos que denuncian que los niños ”están muchas horas en clases, más el viaje en furgón... Mi hija está al borde del estrés”; “la carga es demasiada y los profesores mandan todos tareas, en qué momento dejamos espacio para la familia”; o “¿no se suponía que la jornada escolar completa era para no tener que dar tareas para la casa?”.

En medio de la discusión sobre este tema, el Ministerio de Educación (Mineduc) emitió un documento en el que señalan orientaciones pedagógicas para los establecimientos educacionales sobre “el propósito, amplitud y sentido de las tareas que se envían para la casa”.

El documento señala que “la incorporación de tareas" se considera "una decisión que es parte de la autonomía profesional docente” y recomienda, entre otros puntos, “que estimen el tiempo que tomará a los alumnos, que no se traduzcan en una calificación o que no se entreguen para el fin de semana”.

La coordinadora de la Unidad de Currículum y Evaluación del Mineduc, Alejandra Arratia, señala que “no podemos caer en una modalidad blanco y negro en que digamos no más tareas o sí mandemos tareas. Lo importante es que exista la discusión al interior de las comunidades respecto a cuánto tiempo van a implicar, a si ayuda o no al aprendizaje, o si los niños están o no motivados. El punto es que se entregue la reflexión pedagógica respecto del sentido y el fin que tienen las tareas”.

Arratia agrega que es "muy importante cuidar los tiempos, los niveles de dificultad y la cantidad, pero nos parece que sacrificar una herramienta pedagógica porque en algunos casos es mal aplicada, sería perder una herramienta que bien usada puede ser un tremendo aporte al aprendizaje”.

El diputado e integrante de la comisión de Educación de la Cámara Romilio Gutiérrez, quien había anunciado un proyecto de ley junto a la diputada María José Hoffman para restringir las tareas escolares, valora las orientaciones que entrega el Mineduc. “Este es un tema que no se ha discutido lo suficiente en el país, porque coincidimos con los apoderados en que este tema estaba significando una sobrecarga en los estudiantes, especialmente en la enseñanza básica”, señala a Publimetro.

El parlamentario asegura que congeló la presentación del proyecto porque desde el Mineduc trabajarían en esas recomendaciones. “Eeste es un buen primer paso, porque creemos que no es necesario eliminarlas pero si entregar recomendaciones para que cada establecimiento educacional discuta cuál será la política de tareas escolares que implementará, considerando las características de los alumnos, los niveles de escolaridad y los tiempos apropiados”, asevera.

“Esto puede resultar como una resolución definitiva de este tema si enfrentamos el la situación de los fines de semana, pero lo importante es seguir avanzando en esta dirección y ver como pasa a ser una herramienta pedagógica que contribuya al aprendizaje de los alumnos”, enfatiza.