El jefe de turno de los 33 mineros que estuvieron 69 días enterrados bajo tierra en la Región de Atacama, Luis Urzúa, dio a conocer los detalles detrás de la carta en la cual él y otros 21 compañeros manifestaron su posición contraria al aborto.

En la misiva publicada en El Mercurio, los trabajadores realizaron una analogía entre el encierro que vivieron en el yacimiento San José y el embarazo. “Como chilenos, no aceptamos leyes que no respeten la vida humana, leyes que carecen de solidaridad y amor”, indicaron.

Al respecto, Urzúa señaló que el escrito "no es un acto político, no es un acto de ninguna forma que haya alguien que nos haya inducido a esto a hacer este tipo de carta".

"Esto se gestó hace un año atrás cuando nosotros fuimos a Roma, donde un señor se nos acercó a nosotros para conversar. Hablamos de la vida, hablamos de la muerte (...) y dentro de ello conversaron conmigo, conversaron con Juan Carlos Aguilar, no sé si habrán conversado con otros mineros y se fue gestando esta idea", detalló en entrevista a Radio Cooperativa.

En ese sentido, apuntó que "es una idea que nace con respecto a nuestro rescate, a nuestra vivencia como mineros rescatados de la mina San José". De igual manera, comparó que "es lo mismo que pasa con nosotros, se estaba matando la vida si no creían en lo que estaban haciendo" con el rescate.

"Dios no nos dejó vivos porque quería que quedáramos vivos, tenemos algún mensaje que podemos dar y este es uno de los grandes mensajes. Nosotros estamos aportando un granito de arena a la vida", remató Urzúa.

PUB/CM