La ministra de Educación, Adriana Delpiano, y el Contralor de la República, Jorge Bermúdez, asistieron este miércoles a la sesión especial de la Cámara de Diputados que abordó el funcionamiento del controlador de universidades como Las Américas, Andrés Bello y Viña del Mar, el grupo Laureate. 

La discusión en la sesión se centró en la posibilidad de lucro en la educación superior por parte del grupo controlador, quien abrió sus acciones en la bolsa de Estados Unidos. 

La ministra Delpiano señaló que como secretaría de Estado investigarán todas las casas de estudios del grupo Laureate. 

"El Ministerio de Educación entiende que resulta pertinente, razonable y necesario ampliar sus investigaciones al conjunto de instituciones universitarias dependientes de la red Laureate, a fin de determinar la configuración de posibles infracciones legales a las normas que rige en el funcionamiento de la educación superior", señaló Delpiano. 

La secretaria de Estado también dijo que "en el marco especifico de la Universidad Andrés Bello, quiero hacer presente que esta institución ha pretendido impugnar la intervención fiscalizadora del Ministerio de Educación (Mineduc) y en particular mi actuación", agregando que se le ha argumentado que "la investigación es una inquisición general en contra de la UNAB y que el ministerio carece de imparcialidad para seguir adelante con su tramitación".  

Por su parte, el Contralor afirmó que faltan facultades de la institución que dirige para indagar mejor estos casos. 

"Nosotros pensamos que es necesario ampliar el control, porque son recurso públicos, ese es el foco de la Contraloría", señaló Bermúdez, y agregó que "para que esto sea eficiente, para que nosotros podamos dar una cuenta completa de lo que  puede hacer la Contraloría, en primer lugar es reforzar su facultades". 

En la misma sesión, el director del Servicio de Impuestos Internos, Fernando Barraza, dijo que en los análisis del SII, el grupo Laureate no ha cometido alguna falta tributaria. 

PUB/CF