La ministra de Salud, Carmen Castillo, anunció la extensión de la alerta sanitaria preventiva por enfermedades respiratorias hasta el 15 de octubre, incorporando al decreto las regiones de Coquimbo y Maule, a las inicialmente contempladas (Valparaíso, Metropolitana y Biobío). 

“Estas son las regiones que en estos momentos están en situación de mayor exigencia, en cuanto a requerimientos para la atención de cuadros respiratorios”, explicó la ministra. 

Esta medida, agregó, “nos permite allegar equipamiento, comprar rápidamente prestaciones, atenciones, si fuera necesario, y también dotar con profesionales” a la red de Salud para entregar respuestas a las necesidades sanitarias que se requieran. 

Junto a lo anterior, la secretaria de Estado destacó desde el Hospital de La Florida que se han implementado otras medidas para enfrentar “este segundo peak” de enfermedades respiratorias, en que “lo que estamos viendo es que ha disminuido el virus respiratorio sincicial y sigue en aumento el AH1N1, lo que está provocando problemas entre las personas de 15 a 64 años, y los mayores de 65 años, especialmente”. Entre ellas, el aumento de la disponibilidad de camas, superando las mil camas en la red. 

En esa línea, la subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, recordó que el diseño de la Campaña de Invierno, que se realizó en enero, contempló inicialmente 700 cupos de hospitalización para las enfermedades respiratorias. “Luego del decreto de Alerta Sanitaria esto ha seguido incrementándose, y hoy estamos hablando de mil cupos”, reiteró. 

Asimismo, se ha contemplado el refuerzo de 26 unidades de emergencia hospitalaria en el país, según lo informó la subsecretaria Alarcón el pasado viernes 26 de agosto. 

Se agregó, en algunos establecimientos, el aumento de los cupos para atención domiciliaria, que se ejecuta a través de profesionales de la Salud “que van a la casa y después estos pacientes continúan sus controles con la atención primaria que les corresponde”, sostuvo la ministra Castillo.

PUB/CF