Que se prohiba encender un cigarrillo en la playa, en la piscina o en parques nacionales. Que además se prohíba venderlos cerca de esos lugares. Eso es lo que está apoyando el Ministerio del Medio Ambiente: el proyecto presentado por los diputados Daniel Farcas y Gabriel Silber y que prohíbe fumar en lugares públicos. 

El jefe de la cartera, Pablo Badenier, confirmó que este ministerio podría apoyar el proyecto en calidad de patrocinador, cuestión que le permitiría tener más consistencia a la idea que este jueves ingresa a la Cámara de Diputados. 

Según informa La Tercera, el ministro respaldaría la medida debido al riesgo que existe en fumar en lugares como un parque nacional, la piscina o la playa. 

De hecho, los autores de la idea se reunirán con la ministra de Salud, Carmen Castillo y con la Armada, para buscar fórmulas que permitan fiscalizar el cumplimiento de esta medida. 

Ello pues se contemplan multan a quienes sean sorprendidos fumando en estos espacios pero también a quienes vendan los cigarrillos. Estos últimos recibirían penas millonarias en el caso que no cumplan la medida.

PUB/JLM