La ministra de Justicia Javiera Blanco respondió esta jornada a los cuestionamientos existentes durante los últimos días a la cartera debido a las contrataciones de funcionarios en Gendarmería.

En ese sentido, se centró específicamente en la revelación de un documento en donde la secretaria de Estado pidió incorporación de cuatro funcionarios a Gendarmería.

“Solicito a usted proceder con la contratación de las personas que se detallan, en los grados, estamentos y calidad jurídica que a continuación se indican”, indica el oficio enviado por la titular de la cartera al renunciado director nacional de la institución, Tulio Arce.

En la nómina entregada por Blanco para la contratación de Roberto González Mateluna en grado 5; Juan Pablo Cardenas Castro, grado 6; Hector Opazo Zamora, grado 6 y Alejandro Pérez Cotapos Santos, grado 8.

Ante este hecho, Blanco indicó ante la prensa que "lo que ha salido en los medios de comunicación es una facultad que tiene cualquier ministro", agregando que "tenemos comisiones de servicio de siempre y se pueden realizar contrataciones para trabajar con la ministra".

De igual manera, alegó que "en estos dos días hemos tenido que desmentir noticias por falsas acusaciones", remarcando que "estamos muy alejados de las irregularidades".

"Nos van a criticar, a descalificar, pero no nos van a callar", enfatizó.

Sobre los cuatro profesionales cuestionados, la ministra precisó que "los funcionarios nombrados trabajan en las investigaciones de Cema Chile y de la Anfp".

Respcto a la acusación presentada por Arce, quien denunció presiones del subsecretario de Justicia y de los asesores de Blanco para ascender a funcionarios, la ministra insistió que" yo no tengo ninguna injerencia en la contratación del personal de Gendarmería".

Por último, consultada si ha meditado renunciar a su cargo debido a los cuestionamientos, la secretaria de Estado señaló que solamente "se me ha pasado por la cabeza seguir trabajando con fuerza y ahínco por estos temas".

PUB/CM