Este lunes la Ministra de Justicia, Javiera Blanco, fue recibida por la Comisión de Familia y Adulto Mayor de la Cámara de Diputados, con el fin de dar a conocer las medidas a corto plazo que están realizando en conjunto con el Servicio Nacional de Menores (Sename) y el Consejo de la Infancia, para mejorar los urgentes problemas presentes en la institución.

El diputado Ramón Farías, ex presidente de la comisión y quien ha manifestado en diferentes sucesos vinculados al Sename la necesidad de esta reestructuración del organismo público, señala que el “Plan Protege” presentado por la ministra “da señales de medidas concretas, eso me empieza a tranquilizar, lo que significa que nuestros niños estén un poco más protegidos de lo que estaban hace un mes atrás, no del todo como nos gustaría pero es un paso importante”.

El plan tiene como objetivo entregar en el corto plazo respuestas desde el Estado, para la satisfacción de derechos de niños, niñas y adolescentes en prestaciones de salud, protección social y protección integral. Dentro de las medidas se estipula el fortalecimiento de las unidades de salud de los centros, fortalecer la supervisión de las residencias, mejorar las condiciones de trabajo de sus funcionarios, mayores exigencias técnicas a los colaboradores y un plan de desinternación, entre otras.

El parlamentario añade que si bien se están atendiendo puntos relevantes, también es necesario avanzar en otros aspectos como es el caso de los órganos colaboradores, los cuales albergan a la mayor cantidad de niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad. “No está señalado cómo los colaboradores se integrarán efectivamente en este plan más allá de la supervisión, es imperante que cada una de las organizaciones vinculadas al cuidado de estos niños estén de alguna forma normadas, que cumplan un programa común y se comience a asegurar una protección efectiva de cada niño y niña”, señala Farías.

“Si nosotros hoy día logramos una coordinación que haga un seguimiento a cada uno de los niños, de principio a final, podremos evitar que éstos lleguen al límite del colapso y no presenciar más otra tragedia como las que ya hemos visto”, agrega el diputado, señalando que los casos de descoordinación y desinformación entre las distintas partes del servicio los han llevado a dar una pobre respuesta en casos de emergencia.

Ramón Farías concluye recalcando que “me parece trascendental que dentro de los proyectos de ley que se van a introducir esté integrada la ley de adopción. Estoy seguro que a través de una ley fuerte de adopción permitiremos que niños y niñas puedan tener una familia, sacándolos de este sistema y previniendo la muerte de un niño, especialmente en aquellos casos donde la reintegración con la familia de origen sólo ocasiona más daños”. ​

PUB/VJ