La ministra de Salud Carmen Castillo comentó nuevamente la polémica existente entre su cartera y McDonald's tras comenzar a regir la nueva Ley de Etiquetado de Alimentos.

Esto luego que la cadena de comida rápida asegurara que disminuyeron las cantidades de calorías, grasas y sal que contenía el producto, agregando que esto fue certificado por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (Inta) de la Universidad de Chile, lo cual fue desmentido posteriormente por el organismo.

"La realidad es que pasó a ser en este momento un alimento dudoso, por lo tanto se tomaron las muestras a través de la Seremi de Salud, se enviaron todas las muestras al ISP y algunos al laboratorio de la Seremi y estamos a la espera del informe", sostuvo al respecto la titular del Minsal a Radio Cooperativa.

De esta manera, indicó que "tendremos que evaluar en su mérito si efectivamente hay 'alimento alto en' en esta 'cajita feliz' y, si corresponde, se hará sumario sanitario con todo lo que significa la nueva ley y la aplicación de todas las exigencias".

"La 'cajita feliz', hasta ahora, siempre ha sido considerada un gancho para alimentos para niños menores de 14 años. Por lo tanto, de acuerdo a todo lo que nosotros teníamos como expectativa, se veía que iba hacia la prohibición de usar esto como elemento distractor para que los niños compraran la 'cajita feliz' con el alimento contenido", agregó.

Por último, Castillo señaló que "todo depende, porque si logran tener bajo los límites los elementos que vienen contenidos en la 'cajita', sería posible que la pudieran entregar. Eso lo va a determinar este análisis que significa ya el inicio, lo más probable, de un proceso sumarial que va a tener que evaluar".

PUB/CM