La ministra de Salud, Carmen Castillo, encabezó en la Escuela Matilde Salamanca, en la Región de Coquimbo, la vacunación contra el Virus Papiloma Humano de 51 niñas.

Acompañada del Seremi de Salud, Rosendo Yáñez, y del director del Servicio de Salud de Coquimbo, Ernesto Jorquera, la secretaria de Estado informó a las estudiantes que “esta es una vacuna segura, que está incorporada en el Programa Nacional de Inmunizaciones. Cuando se compra a privados cuesta hasta ochenta mil pesos cada dosis. Por lo tanto, es una vacuna que era imposible de ser adquirida por muchas familias, y hoy día, a través del gobierno, se entrega todas las niñas del país”.

La autoridad recordó que gracias a esta medida es posible prevenir el cáncer cérvico uterino, que mata a cerca de 600 mujeres al año en Chile. “Es la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres. Por lo tanto, es importante prevenir. Y tengan la tranquilidad que nosotros estamos haciendo bien las cosas y somos muy responsables con esta indicación”, destacó.

En esa línea, la ministra Castillo explicó que en más de 60 países se está vacunando contra el VPH con la misma vacuna, “entonces queremos señalarles que confíen, porque hemos comprado una buena vacuna, una vacuna segura”.

En la Región de Coquimbo serán vacunadas más de 21 mil niñas contra esta enfermedad, que ataca principalmente a mujeres entre los 35 y los 55 años. Debido a que el tiempo entre la infección por VPH y el desarrollo del cáncer es de 20 años en promedio, la Organización Mundial de la Salud, y otras agencias europeas y americanas, recomiendan aplicar la vacuna a la edad más temprana posible.

La vacuna se aplica en dos dosis. Si las alumnas faltan a clases el día de la vacunación, la indicación es acercarse al centro de salud más cercano para adquirirla.

PUB/CM