Esta semana la Policía de Investigaciones desbarató dos redes de trata de personas que operaban en las regiones de Antofagasta y el Maule.

Los operativos de la PDI resultaron exitosos, por lo que la ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual, destacó la acción policial y comentó que la trata de personas es una violación a los derechos humanos.

“Las mujeres son las que principalmente sufren de esta grave violación a los derechos humanos, porque por lo general se ven afectadas por delitos de carácter sexual, por lo que el trabajo desarrollado para desbaratar a esta organización criminal es fundamental en el combate de este grave ilícito”, señaló la ministra Pascual.

La secretaria de Estad aprovechó la oportunidad para contar que el Sernam cuenta con una casa de acogida para mujeres que han sido víctimas de estos delitos.

“El Sernam cuenta con una casa de acogida para mujeres que son víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual, y además es parte de la Mesa Intersectorial de trata de personas que lidera el ministerio del Interior, por lo que este tema es de permanente preocupación”, añadió la ministra.

Una de las organizaciones ilícitas desarticuladas de esta semana operaba  com una red que contactaba e ingresaba al país a mujeres de países como Colombia, Perú y Bolivia, extranjeras que luego ejercían la prostitución en prostíbulo clandestino de la ciudad de la región de Antofagasta.

El caso que desbarató la PDI de la región del Maule, era una organización que trasladaba menores de edad desde Ecuador para desempeñarse como trabajadoras de casa particular.

PUB/ SQM