"La gratuidad en la educación superior cambia la vida de las personas", aseveró la ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual Grau, en un diálogo ciudadano con dirigentes sociales, jóvenes y sus familias en la comuna de La Ligua, Región de Valparaíso.

La secretaria de Estado señaló que “hemos escuchado a mamás jefas de hogar sobre los esfuerzos para pagar la educación superior de sus hijos”.

Por esta razón –sostuvo-, “se inició la gratuidad en glosa presupuestaria para aliviar a las familias y se espera llegar a más de 170 mil estudiantes con la gratuidad”.

Junto con explicar el fin del lucro, de la selección y del copago en la educación pública durante 2015, además de proceso legislativo para mejorar la carrera docente, la ministra del Sernam se refirió a la importancia de la desmunicipalización en la educación.

“Todas las generaciones de estudiantes de este país desde antes de Pedro Aguirre Cerda vienen solicitando más educación pública en la perspectiva de generar movilidad social. Esto es lo que ha generado el compromiso con la gratuidad del gobierno ya que ha habido un consenso social de que esta necesidad es urgente”, resaltó Claudia Pascual.

“Se busca restituir la educación como un derecho y no un bien de consumo. Queremos educación gratuita y de calidad”, enfatizó la autoridad en dialogo ciudadano.

Asimismo, la ministra sostuvo que “uno tiene un compromiso mayor con su país” al destacar el valor de la gratuidad universitaria para las familias. "Esto va a cambiar la fisonomía del país", afirmó.

Además, la ministra sacó aplausos entre los asistentes, cuando señaló que “el 54% de los beneficiados con la gratuidad son mujeres”.

Añadió que el gobierno quería que en la gratudidad hubiesen estado los centros de formación iécnica (CFT) y los Institutos profesionales (IP) sin fines de lucro en la gratuidad, pero por el requerimiento al Tribunal Constitucional y "no por voluntad del gobierno", se tuvo que recurrir a becas.


PUB / DIG