La ministra de Educación, Adriana Delpiano, aseguró que el proyecto de reforma a la Educación Superior que se presenta este mes, "va a incorporar gran parte de las demandas" del movimiento estudiantil, aunque reconoce que “no todas”.  

“Se termina con la educación de mercado y pasa a ser un bien público, un derecho con condiciones”, dijo la secretaria de Estado.

Sobre la desconfianza de los estudiantes, que han reactivado sus movilizaciones, Delpiano afirmó ello ”tiene que ver con mitos de que esta reforma (...) es pro empresarios, cosas descalificativas”.

Sin embargo,  insistió en que los jóvenes "tienen que ver en esta reforma parte importante de sus petitorios”, dijo en entrevista con La Tercera.

"Ellos hicieron demandas que están recogidas; a lo mejor no son todas las que quieren, pero aquí hay en esencia un cambio sustantivo a la educación de este país”.

“Se termina la educación de mercado y pasa a ser un bien público, un bien social, un derecho con condiciones, porque es un derecho pero no es universal, con condiciones académicas. Eso está en la línea de todo lo que han pedido", dijo.

Sobre la reactivación del movimiento, la ministra Delpiano planteó que “Tienen todo el derecho a manifestarse en contra de cosas concretas, pero creo que también ha habido mucho mito y falta de conocimiento de aspectos esenciales de lo que plantea el proyecto. Estoy a la espera de terminarlo, entregárselos, que lo vean, lo analicen, lo discutan y lo mejoren”.

PUB/NL