El ministro del Interior, Jorge Burgos, abordó el conflicto en la Región de la Araucanía en el Foro de Diálogos Interamericanos de la Fundación The Dialogue, en Washington, frente a líderes públicos y privados. 

"Algunos quieren convertir el conflicto en un problema de terrorismo, y no es así. Lo que hay es un problema de seguridad pública, grave, que tenemos que combatirlo. Cualquier Estado de Derecho serio lo tiene que combatir", aseguró el personero en esta actividad. 

Burgos reconoció que es un problema no resuelto que ya tiene 200 años y, en el marco del proceso de la Nueva Constitución que está liderando el gobierno, destacó que parte de hacerse cargo del conflicto es que en la nueva carta fundamental “tiene que haber representación de los pueblos originarios”. 

Sobre el tema de seguridad pública, tema que abordó más temprano con el consejo permanente de la OEA, Burgos fue enfático en señalar que el gobierno está trabajado en combatir la sensación de inseguridad del país. 

El ministro señaló que “los chilenos están convencidos de que viven en un país inseguro. Y estoy haciendo un esfuerzo a diario en demostrar que eso no es así. 

"Santiago es una ciudad de casi 7 millones de habitantes, y uno ve los medios de comunicación e informan de dos hechos violentos en una noche", añadió. 

"Para la gente que vivió el asalto, claro que es brutal, no hay nada peor que entren a la casa y los maniaten, pero son dos hechos en una ciudad de casi 7 millones de habitantes”, enfatizó el secretario de Estado. 

PUB/VJ