Tras el anuncio realizado durante este viernes por el gremio de los camioneros a no cancelar los peajes -que consideran abusivos- en las rutas que unen la capital con los puertos de la Quinta Región, el ministro del Interior, Jorge Burgos, expresó su sorpresa ante la medida del gremio que decidió no seguir negociando con el Ejecutivo.

"Hicimos todos los esfuerzos (para llegar a un acuerdo). Esperamos que las movilizaciones convocadas no dificulten el derecho de terceras personas. En la medida que eso ocurra, es una situación mucho más tolerable, pero cuando se produce una afectación del derecho (de otros), se aplican las medidas del estado de derecho", expresó.

A continuación, el secretario de Estado recordó que "en varias de las conversaciones encontré que había buena disposición. Sin embargo, sorpresivamente una propuesta bastante completa fue desechada, incluso con la voluntar de conversar otros temas. No me gustaría calificar las actitudes y lamento la decisión que a mi juicio no tiene justificación".

"Nuestra disposición a dialogar es permanente. Los Gobiernos tienen capacidad de dialogar con todo el mundo, pero obviamente con un llamado de movilización más complejo tenemos que ver como se desarrolla la misma", complementó.

"Eso no se puede, es francamente ilegal. Todos deben pagar los peajes. Ya dije, vamos a ir viendo como se desarrolla (el llamado de los camioneros)", cerró.

Noticia en desarrollo.

PUB/VJ