El ministro de Justicia, Jaime Campos, reiteró nuevamente que no tiene relación con la empresa tecnológica Morpho, sindicada como una de las responsables de los cambios inconsultos en los datos de casi 500 mil ciudadanos, que provocaron inconsistencias y errores en el padrón electoral. 

“Si alguien muestra algún acto que yo haya ejecutado en los últimos días, como ministro de Justicia, que se relacione o se vincule con la empresa Morpho, cuélguenme en la plaza pública, pero eso no ha ocurrido”, señaló Campos. 

Asimismo, ante las reiteras consultas, el titular de Justicia dijo “te lo explico en arameo ahora: No soy ni he sido abogado de la empresa Morpho, no conozco a la empresa Morpho, nunca he tenido una vinculación con ella". 

El Colegio de Abogados y algunos miembros de Renovación Nacional han acusado a Campos de supuesto “conflicto de interés” por compartir la sociedad del estudio de abogados "Zúñiga, Matus, Campos abogados" con el constitucionalista Francisco Zúñiga Urbina, que asesora a la empresa Morpho. 

A juicio del colegio profesional, una “comunidad de techo” alude a una forma asociativa suficiente para extender la inhabilidad de un abogado a los demás profesionales del estudio, por esto, es que el secretario de Estado tendría conflicto de interés con el bufete de abogados en que está Francisco Zúñiga, quien representa a la empresa francesa encargada de proveer la plataforma tecnológica del Registro Civil desde 2013. 

PUB/CM