El ministro coordinador para el conflicto en el sur del país, Luis Felipe Céspedes, se refirió a las críticas por no haber visitado nunca las zonas movilizadas en Chiloé y aseguró que en estas cosas “uno siempre recibe críticas”.

“En estas cosas uno siempre recibe críticas, uno tiene que tomar decisiones y cuando toma dichas opciones uno queda sujeto a críticas”, señaló el ministro a T13 Radio.

Asimismo, el secretario de Estado se excusó por no haber viajado y dijo que “teníamos una conectividad que no existía, estábamos concentrados en la negociaciones las que se centralizaron en Puerto Montt, porque teníamos gente que venía de toda la región".

Consultado por las zonas que aún se encuentran movilizadas, como Ancud y Quellón, el ministro dijo que “estamos con toda la disposición al diálogo para generar acuerdos que nos permita enfrentar la situación difícil de marea roja y entender lo que le pasa a otras familias por el desabastecimiento y la necesidad de productos".

Respecto de las medidas a futuro que demandan los pescadores artesanales, Céspedes dijo que “la Presidenta Bachelet ha dado una señal muy clara respecto de su compromiso con una solución no solo a corto plazo, sino que también de mediano y largo plazo y con que se establezcan los canales necesarios para llevar a cabo una agenda que tenga una implementación”.

“Por eso se ha generado la figura del ministro coordinador. Básicamente es una figura que me permite el poder coordinar los distintos instrumentos y discusiones que nos permitan tener esas mesas de trabajo a largo plazo”, agregó.

Finalmente, a juicio del ministro coordinador, el principal problema hoy día es “que existen bloqueos, no se puede circular libremente a las zonas que permanente en conflicto y eso es lo que imposibilita que podamos normalizar el funcionamiento de los servicios públicos y abastecimiento”.

PUB/NL